Lavanda o espliego : algunas formas de utilizarla

Dolores musculares: en una cacerola se coloca a hervir a baño María, 1/4 litro de aceite de oliva, cinco dientes de ajo cortados, dos puñados de lavanda. Luego se filtra el aceite y se envasa. Para usar el remedio debe calentarse y aplicarlo sobre la zona dolorida. Sinusitis y rinitis: en una cacerola se mezclan dos cucharadas de agua, una pizca de sal, tres gotas de aceite de oliva y tres gotas de esencia de lavanda. Cuando alcance el hervor, se reitra del fuego y se deja reposar. Se coloca en un frasco con cuentagotas y se aplican dos o tres gotas en las fosas nasales, dos o tres veces por día. Ojos cansados: Se prepara un antifaz de algodón a modo de saquito y se llena con semillas de lino y lavanda. Se coloca sobre los ojosy permanece relajado durante 10 o 15 minutos. Reuma: en un tarro se coloca un puñado de lavanda y otro de manzanilla. Se cubre con alcohol y con la misma cantidad de agua mineral. Se deja macerar durante 9 días, y una vez transcurrido ese tiempo, se filtra. Se aplica friccionando sobre la zona afectada. Marcas de varicela: en un recipiente se mezclan 25 ml. de glicerina, 25 gramos de pulpa de aloe y 6 gotas de esencia de lavanda. Se mezcla bien y se guarda. Se aplica sobre las marcas que ha dejado la varicela.

Comentarios

Entradas populares